0
Reserva Marina de Tabarca, Premio Importante 2017

“Reserva marina de Tabarca. Es la primera de todas las reservas marinas del país, creada en 1986. Un espacio protegido, limitado a la pesca tradicional, el turismo razonable y la investigación científica que surgió de la imaginación de un investigador universitario y la voluntad de dos administraciones. Recibe el Importante tras haber cumplido 30 años como pionera de la preservación en el mar.

«Las praderas de posidonia de la isla son más antiguas que algunas de superficie y garantizan una oxigenación y condiciones de cría óptimas», afirma la subsecretaria de Pesca del Ministerio, Pilar Vara, poco antes de que el secretario, Alberto López-Asenjo, y la consellera del ramo, Elena Cebrián, recojan el Importante de abril como titulares de esta reserva pionera que cumplió 30 años en 2016.  «Años después de que se pusiese en marcha esta medida tan imaginativa para su tiempo se dejó notar el llamado efecto reserva: pescadores y buceadores empezaban a notar un mayor tamaño y una mayor cantidad» en los ejemplares de la fauna marina de la isla, según explica la secretaria técnica de este departamento, Silvia Revenga.

Recogida del premio. Un agradecimiento al más alto nivel

Un premio de la provincia que tiene un gran valor para el Ministerio y su Secretaría de Pesca. «Por eso va a recogerlo la máxima figura de nuestro departamento», sostiene la subsecretaria de esta sección ministerial, Pilar Vara. «El reconocimiento de la sociedad alicantina y de la Comunidad Valenciana a la preservación que se está haciendo de la reserva es algo que valoramos muy intensamente»”

Leer noticia completa aquí

Fuente: Diario Información

Reserva Marina de Tabarca

La creación de la reserva marina de Tabarca se basó en el estudio elaborado por la Universidad de Alicante en el que se puso de manifiesto el buen estado del medio marino así como de las comunidades biológicas que lo habitan y, en particular, los recursos de interés pesquero.

La pradera de Posidonia oceanica, en regresión en otras zonas del Mediterráneo, presenta en los alrededores de la isla de Tabarca un óptimo estado de salud: es extensa y densa, ofreciendo alimento y refugio a múltiples especies de invertebrados como la nacra (Pinna nobilis), actualmente rara, y vertebrados, directa o indirectamente implicados en las pesquerías locales.

El oxígeno producido por esta planta depura y enriquece las aguas mientras la cobertura vegetal de la pradera sirve de refugio para gran cantidad de larvas y alevines de peces. Las raíces de la planta contribuyen a la formación y conservación de las playas, reteniendo el sedimento fino y atenuando el efecto erosivo de las olas y corrientes. Y los arribazones de las hojas muertas forman lechos característicos en la costa, que indican el buen estado de conservación de los fondos circundantes.

Los recursos de interés pesquero son abundantes, encontrándose entre las especies de fondo los serranos, meros, congrios, morenas y salmonetes, entre otras, así como especies nadadoras bien representadas por salpas, corvas, chirretes, doradas y seriolas.

Para saber más